Preparando tarjetas de presentación de alto impacto

La tarjeta de presentación sigue siendo una herramienta muy utilizada en el mundo de los negocios, pese a que utilizamos con mayor frecuencia el Internet y los medios digitales para transmitir nuestros datos. Es probable de que, si soy un empresario comprometido con el negocio, tenga mis datos de contacto como firma de mis emails o, si quisiera ir más allá, adjunte a mis correos una tarjeta de presentación en formato digital (vCard).

Lo cierto es que las tarjetas de presentación aún siguen siendo importantes, debido a su facilidad transporte, conveniencia y funcionalidad. No hay nada más práctico que sacar del bolsillo una tarjeta terminada una cena de negocios o al iniciar una reunión con un potencial proveedor. Las tarjetas de presentación siguen siendo un aliado de primera mano en nuestro mercadeo personal y el de nuestra empresa.

Algunas recomendaciones importantes a tener en cuenta cuando hagamos nuestras tarjetas de presentación son:

  • Utilice colores adecuados a su imagen corporativa. Por lo general, puede utilizar los colores del logo.
  • Coloque datos complementarios. Las tarjetas de presentación deben contener su cuenta de Facebook, Twitter, Linkedin o alguna otra red que le permita a su contra parte saber más de usted o su negocio.
  • Publicidad moderada. Tenga en cuenta que son tarjetas de presentación no flyers o brochures. Está bien colocar el slogan y uno o dos logos de marca, pero no utilice sus tarjetas para promocionar sus artículos.
  • Cuanto más simple mejor. El objetivo de nuestras tarjetas es entregar nuestros datos de contacto, no debemos sobrecargarlas de gráficos o información poco relevante.
  • Utilice el tamaño convencional. Tradicionalmente son de 8.5 cm x 5 cms, si son más grandes podrían no entrar en los tarjeteros (o la billetera), si son más pequeñas podrían perderse en medio de las otras.
  • No rectifique sus datos tachando con un lapicero. Si alguno de sus datos ya no corresponde al actual (ej. cambio de número telefónico), es mejor desechar las tarjetas a tachar el antiguo número y escribir a mano el nuevo. Es una cuestión de imagen.

¿Alguna vez ha recibido una tarjeta de presentación y, con solo verla, ha tenido una imagen desfavorable de quien se la entrega?. Muchas veces se trata de detalles como los fondos, tamaños de letra o ubicación de los datos. Recuerde que las tarjetas de presentación serán muchas veces sus "caballos de batalla" en la búsqueda por dar una adecuada impresión en un primer contacto de negocios.

Data Associate , Amazon

Profesional en Relaciones Internacionales y gestion de proyectos, con experiencia en desarrollo de inteligencia artificial.