Alcanza tus metas profesionales, evitando Burnout

Alcanza tus metas profesionales, evitando Burnout

Ya es 2020, inicio de año, momento para arrancar con nuevas metas profesionales, mejorar cifras laborales, nuevas métricas, incrementar la productividad, aumentar la competitividad, subir las ventas, salir de la zona de confort laboral en ese puesto ó en esa empresa ¿Te suena conocido?

Esas nuevas metas de año son perfectas y hasta son alcanzables; más es importante mencionar, que es necesario tener un buen acompañamiento a nivel emocional para trabajar esas metas. No lo digo yo, lo dicen las estadísticas. Por ejemplo en Holanda el 15% de los trabajadores sufren de “Burnout”, en Colombia el 9.1% de los estudiantes internos universitarios lo padecen, otro estudio en Costa Rica indica que el 20% de los población lo han sufrido; pero ¿Qué es el “burnout”?

En el año 2000 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara el síndrome de estar quemado ó comúnmente conocido como Burnout como una enfermedad psico-emocional de desgaste profesional, una condición de intenso agotamiento emocional, física y mental. Ahora, no se trata de un estrés, desinterés laboral, exceso de trabajo ó disminución de productividad de manera común, ¡No! más bien, es una condición médica como resultado de un largo período de estrés, por una salud emocional desgastada, querer llegar a las metas propuestas a pesar de un posible deterioro en la salud, en algunos casos hasta se desarrollan enfermedades cardiovasculares y/ó diabetes, por el incremento importante de estrés.

Según un estudio de la Universidad Técnica de Ambato en Ecuador, hay una estrecha relación entre el síndrome de burnout y los niveles de cortisol en el cuerpo, ya que en casos de estrés, el cuerpo empieza a producir niveles muy altos de cortisol (hormona producida por la glándula suprarrenal), afectando el desarrollo adecuado de los colaboradores.

Es importante que los líderes de equipos de trabajo, jefaturas y empresarios conozcan del concepto; puedan aprender a identificarlo, leer síntomas que luego pueda comprometer su trabajo, con ausencias, dejando trabajo inconcluso, ó quizás con síntomas físicos. Si logras identificar algún síntoma, no te quedes callado. ¡Apoya!

 

 

Síntomas:

  • Falta extrema de energías para empezar a trabajar.
  • Sentirte irritado/triste en el trabajo, incluso con compañeros y jefe.
  • No lograr concentración en el trabajo.
  • Reducción en el rendimiento laboral y profesional.
  • Alto nivel de insatisfacción en el trabajo.
  • Sentir aburrimiento ó desesperanza en el trabajo.
  • Tener cambios drásticos de hábitos de comer.
  • Cambios de humor repentinos.
  • Síntomas físicos constantes, como insomnio, dolores de cabeza, rodillas, estómago.

 

Si después de leer la información anterior, logras identificar algunos de los síntomas en su persona ó colaborador, entonces, es momento de tomar acción lo más pronto posible. ¡Toma acción!

 

  • Busca acompañamiento ó apoyo profesional, especialmente porque también hay una clara diferencia entre burnout y depresión y esto debe ser diagnosticado por un profesional en la salud.
  • Involúcrate en actividades que den tranquilidad ya sea clases de pintura, bordado, caminatas, lectura.
  • Incorporar cambios en la rutina diaria tanto laboral como familiar.
  • Tener un descanso importante durante la noche, y si es necesario alguna siesta diurna.
  • Buscar momentos de encuentro personal como puede ser la meditación y la respiración consciente.
  • Hacer ejercicio y mejorar hábitos de alimentación.

 

¡No te quedes para después! Recuerda que el síndrome de burnout, ya es una enfermedad psico-emocional de desgaste profesional, así que evita que se desencadene un deterioro de nivel personal, familiar, social ó profesional.

 

Acompañante para libertad emocional y empresarial.
Máster en mercadeo y ventas, Estratega de Redes Sociales. Máster en Programación Neurolinguística y acompañante de Bioneuroemoción en el Instituto de Enric Corbera de España.

follow me